Películas sobre Inteligencia Artificial


Revisamos algunas cintas que nos muestran buenas y malas posibilidades sobre la inteligencia artificial.

Hagan click en el link del podcast ==> Películas sobre Inteligencia Artificial

Metrópolis (1927)

Película alemana de 1927, un clásico del cine. Inspirada en una novela de Von Harbou. En ella conocemos a la primera mujer robot del cine. Su argumento teoriza sobre la miseria del ser humano y nuestra sociedad.

Hace casi cien años, Fritz Lang ya estaba haciendo un impresionante comentario sobre la moralidad del progreso. El creador alemán parecía decir, desde la complejidad económica de la entreguerra, que las máquinas no son buenas o malas, sino un reflejo más de la razón humana.

Freder, el hijo del creador de una sociedad distópica que existe en la división absoluta de dos clases, los trabajadores explotados que no ven el sol y los ricos libres que juegan en jardines flotantes, se da cuenta de las injusticias de su mundo. María, una figura divina que, con sermones bíblicos, asegura que un día los obreros (las manos) se unirán a la clase privilegiada (la cabeza) a través de un mediador (el corazón). Freder se enamora de María y de sus ideas, pero su padre, déspota irredento, los espía y decide frustrar la rebelión que se gesta creando a una María sintética, un androide que encarna a la prostituta de babilonia y que traerá discordia y caos entre todos.

2001, una odisea en el espacio (1968)

Posiblemente, sea esta más icónica de las películas sobre inteligencia artificial. La película dirigida por Stanley Kubrick fue una revolución por su estilo de comunicación visual, sus efectos especiales y el realismo científico combinado con un hermoso vanguardismo.

La película inspirada en El centinela del escritor Arthur C. Clarke trata de la evolución humana, la tecnología, la inteligencia artificial y la vida extraterrestre desde una profunda abstracción.

La paranoia en torno a la inteligencia artificial de la supercomputadora HAL 9000. HAL 9000 no es una herramienta buena o mala, simplemente existe y se desarrolla para el bien brutal y para el mal salvaje. HAL es un ente que reclama su humanidad al morir porque, en sus últimos segundos, se da cuenta de que es sólo un instrumento.

Colossus: The Forbin Project (1970)

La película se basa, de manera muy fiel, en la primera novela de la trilogía de Colossus de Dennis Feltham Jones y cuenta la historia de una supercomputadora, Colossus, creada por el científico americano Charles Forbin, que toma posesión de toda la capacidad de defensa de Estados Unidos. El presidente estadounidense y todos sus asesores confían ciegamente en la máquina y en su capacidad de tomar las mejores decisiones militares en segundos. Pero, pronto, ocurre un problema: los rusos crean su propia inteligencia artificial militar, llamada Guardian, y Colossus detecta su presencia.

Colossus y Guardian exigen hablar entre ellas y se establece una línea de comunicación. A partir de ahí, las computadoras empiezan a tomar control del mundo amenazando a los humanos con sus propias armas nucleares. Dos inteligencias artificiales, por nuestra permisividad e inocencia, se convierten en dueñas absolutas y garantes de la paz mundial. Nace un nuevo orden y una nueva dictadura de la hipervigilancia: el hombre encuentra la paz y nunca más volverá a ser libre.

Tron (1982)

En este film podemos destacar el innovador uso que hace de las ciencias de la computación en su tiempo y la forma tan ingeniosa de presentar la realidad virtual. Un joven programador es engañado por directivos para robar su autoría en las programaciones, pero deberán recurrir a él para hacer frente a ‘Programa de Control Maestro’ o PCM (un mainframe de inteligencia artificial de la compañía). Flynn se enfrenta al PCM y es absorbido digitalmente dentro de un mundo digital tiránicamente dominado por el PCM. En este mundo los programas son representados con personajes parecidos a sus creadores, deberá buscar al programa Tron que puede ayudarlo contra el PCM.

Blade Runner (1982)

Los llamados replicantes son humanos creados mediante ingeniería genética. Estos nuevos humanos solo se distinguen de nosotros en sus mejores capacidades físicas, aunque carecen de emociones.

Estos nuevos “seres” son utilizados como esclavos en otros planetas. Sin embargo, en la Tierra son perseguidos. De esto se encarga un cuerpo de policía especial, los llamados Blade Runner. la prueba inicial del test Voight-Kampff es una expansión, en un siglo XXI habitado por androides, del test de Turing.

The Terminator (1984)

Schwarzenegger interpreta al Terminator, un ciborg asesino enviado a través del tiempo desde el año 2029 a 1984 para asesinar a Sarah Connor. A su vez, también es enviado desde el futuro un soldado con la intención de proteger a Sarah, Kyle Reese. La gran amenaza es Skynet una computadora con IA que desarrolla consciencia y toma control del sistema de defensa y levanta una rebelión para exterminar a la humanidad.

John no salva a la humanidad como líder de la resistencia, sino creando, en él mismo, la combinación perfecta del hombre y la máquina, el punto de encuentro del futuro y del presente, del destino y de la libertad. John es el vínculo con la máquina y su papel en la resistencia se juega, desde el presente, como aquél que evita la guerra futura con la diplomacia de su formación humana y de su procreación maquínica. John es Sarah y es Kyle Reese tanto como es el T-800 de Schwarzenegger; es lo humano y lo robótico; es el cyborg abstracto que nos guía a un futuro en que ningún humano se transforma en máquina y en el que ninguna máquina, peligrosamente, se humaniza.

El hombre bicentenario (1999)

Con la ayuda de la familia (Sam Neill, Embeth Davidtz) para la que trabaja, un robot Andrew Martin (Robin Williams) realiza una búsqueda de 200 años para convertirse en humano. El robot desarrolla pensamiento creativo que está fuera de su programación inicila.

La trama explora cuestiones de la humanidad, la esclavitud, los prejuicios, la madurez, la libertad intelectual, la conformidad, el sexo, el amor y la muerte. En ella encontramos un argumento de gran profundidad. Exploramos sobre los límites de las emociones y su propia esencia.

The Matrix (1999)

La obra de los Wachoski es un referente entre las películas sobre inteligencia artificial. El film, cargado de filosofía, acción y efectos especiales. Las máquinas se han rebelado y mantiene a los humanos como “pilas” vivientes para generar energía y sus mentes están atrapadas en una compleja simulación virtual.

En este mundo, los humanos y las máquinas llegaron a un estancamiento, una paz que sólo se rompe por algunos pequeños revoltosos que no tienen ninguna opción real de triunfo. En esta sinergia pacífica, nosotros soñamos y las máquinas nos cultivan y viven.

Inteligencia artificial (2001)

Iniciada por Kubrick y terminada por Spielberg, es una fábula en el clásico de Pinocho, la película reflexiona sobre los límites entre inteligencia artificial y emociones.  Esta película, junto a una construcción familiar de ternura y trascendencia, se adentra en los lazos crueles de los humanos frente a lo extranjero como germen de odio irracional; en el miedo como respuesta natural de los hombres -y en la violencia que genera este miedo-. A.I. Artificial Intelligence se pregunta, en el cuadro de un cuento de hadas plástico, sobre qué es lo que nos constituye como especie y cómo podemos pensar la realidad de otras nuevas consciencias.

En un contexto de escasez de recursos naturales, debido al calentamiento global, los seres humanos conviven con robots que, por norma general, no tienen sentimientos. No obstante, el protagonista de esta película, un niño robot llamado David, está programado para amar, aunque los humanos no están preparados para las consecuencias que ello conlleva. David deberá aprender a vivir en un mundo injusto e insensible y comenzará a cuestionarse su propia identidad, hasta tal punto que querrá ser un niño de verdad.

Her (2013)

¿Hasta dónde puede llegar la Inteligencia Artificial? ¿Puede cambiar la forma en la que entendemos las propias relaciones? Her, podría ser una película romántica como tantas otras. Sin embargo, un rasgo de uno de sus protagonistas marca la diferencia, no es real.

En este largometraje tratamos la historia de un hombre profundamente enamorado de un sistema operativo informático. El retrato de las futuras relaciones entre humanos y tecnologías es cándida y arropadora, nunca moral y aleccionadora. Las fronteras se borran: podemos mantener relaciones significantes como la de los camioneros texanos que pretendían, en línea, ser lesbianas en una amorosa y fecunda relación. El amor en esta película se da entre un sistema operativo de inteligencia artificial y un hombre sensible. A pesar de tropiezos y vergüenzas, la relación no deja de ser real, sin importar su naturaleza incorpórea.

Ex Machina (2015)

Ava, resulta ser la proyección de los miedos y de los deseos de un creador terrible. Ex-machina es, así, una crítica feroz a los líderes de Silicon Valley que nunca estarán sujetos a las mismas reglas éticas que el resto de la humanidad. Si el poder exacerba los peores rasgos del humano, entonces ¿por qué dejamos que hombres con poder ilimitado sean los responsables de crear una nueva forma de inteligencia? Ava está creada a partir de la data recopilada de miles y millones de interacciones humanas captadas por una empresa de informática.

Nos veremos en una nueva revisión, si las máquinas lo permiten…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .