Isaac Asimov


Para conmemorar a Isaac Asimov en sus 100 años, quisimos traerles un biograpod de este gran autor, les dejamos el podcast si lo quieren oír y descubrir: ¿Por qué le dicen el hombre de las 100 manos?

Biograpod Isaac Asimov

El hoy considerado uno de los pilares de la ciencia ficción y padre de la robótica,  nació el 2 de Enero de 1920, como Isaak Yúdovich Azímov, en Petróvichi, al suroeste de Moscú y cerca de la frontera con Bielorrusia. No es Norteamericano!!!!, no es Ruso, aunque nunca hablo ruso, sólo nació ahí.

Sus padres, Judah Asimov y Anna Rachel Berman, de origen judeo-ruso, se trasladaron a Nueva York el 11 de enero de 1923, cuando el autor tenía tres años. Su infancia transcurrió en el barrio neoyorquino de Brooklyn, a pesar de su origen no aprendió el ruso.

La juventud del futuro escritor transcurrió entre los estudios y el trabajo en las distintas tiendas de golosinas que su padre regentaba en el barrio de Brooklyn. Desde edad temprana fue un joven despierto, pero tuvo una infancia normal. En las tiendas con los estantes llenos de revistas encontró por primera vez a la ciencia ficción. Comenzó a escribir desde joven, incluso a los 19 años, empezó a publicar sus relatos de ciencia ficción en las revistas de ficción llamadas pulps (esas con corchetitos, muy famosas en esos años).

Isaac3

Se graduó como bioquímico en la Universidad de Columbia en 1939. Quiso ingresar a medicina, pero termino ampliando sus estudios en el área de la química, donde sacaría finalmente su doctorado.

Trabajó de investigador químico en los astilleros de la marina de guerra estadounidense, empleo que mantuvo durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial.

Trabajo en la cátedra de bioquímica en la facultad de medicina de la Universidad de Boston. Donde fue considerado profesor sólo un gran tiempo después, incluso a esa altura ya vivía principalmente de su trabajo de escritor.

Asimov se casó el 26 de julio de 1942 con Gertrude Blugerman, con la que tuvo dos hijos: David y Robyn, nacidos respectivamente en 1951 y 1955.

Isaac4

Tras un largo periodo de separación se divorciaron en 1973 y a final de ese año Isaac se casó con Janet Opal Jeppson (escritora y psicoanalista).

Isaac5

En 1977, Asimov sufrió un ataque cardíaco.

En diciembre de 1983, se le practicó una cirugía cardiovascular en la que le realizaron un triple baipás coronario.

En 1985 fue elegido Presidente honorario de la Asociación Humanista Estadounidense, cargo que ocupó hasta su muerte en 1992. Su sucesor fue su amigo y colega Kurt Vonnegut. Fue también vicepresidente honorario del club Mensa hasta la muerte de su directora Margot Seitelman el 5 de noviembre de 1989.

En 1981 se nombró a un asteroide, el (5020) Asimov, en su honor.

Asimov murió en New York el 6 de abril de 1992, donde fue incinerado.

En el año 2002, se revela que la causa de muerte fue debido a complicaciones por SIDA, que contrajo por la transfusión de sangre contaminada durante su operación de 1983.

Obras

En sus primeros años el tema dominante fue la ciencia ficción, iniciándose con cuentos en 1939. En 1950 publicó su primera novela, Un guijarro en el cielo. Esta etapa duró hasta 1958, terminando con la publicación de El sol desnudo.

Isaac6

Durante los últimos años de la década de los cincuenta y hasta entrada la década de los sesenta, Isaac Asimov redujo sustancialmente su producción de ficción y enfocó sus intereses hacia los ensayos. En el ámbito de los ensayos escribió obras históricas y científicas generando un gran número de ellas. Fueron muchas las temáticas y tópicos sobre los que escribió, como electrones, espacio, dinosaurios, etc.

Isaac7

A partir de 1982, se inició la segunda etapa de su actividad en la ciencia ficción con la publicación de Los límites de la Fundación. Desde entonces y hasta su muerte, Asimov publicaría muchas secuelas de sus novelas ya escritas, dándoles un tratamiento de conjunto.

De entre sus obras de ciencia ficción, las más conocidas pertenecen al Ciclo de Trántor o la serie de las Fundaciones. La trilogía original (Fundación, Fundación e imperio y Segunda Fundación) recibió el premio Hugo a la mejor serie de ciencia ficción de todos los tiempos. Posteriormente, escribió Los límites de la Fundación y Fundación y Tierra, que siguen con los acontecimientos de Segunda Fundación. En Fundación y Tierra, Asimov enlaza la serie de la Fundación con las novelas de robots al introducir a uno de sus más conocidos personajes: R. Daneel Olivaw. Sus novelas de robots destacan por ser de tipo policíaco, por lo cual Asimov es considerado como un pionero en la ciencia ficción policíaca. En las novelas de robots (Las bóvedas de acero, El sol desnudo, Los robots del amanecer, Robots e Imperio) Asimov crea a otro de sus grandes personajes: Elijah Baley. En Preludio a la Fundación y Hacia la Fundación, Asimov narra los orígenes de la psicohistoria, máxima creación de Hari Seldon. Estas novelas sirven también de nexo entre las novelas de robot y las de la Fundación, al presentar el encuentro de Hari Seldon con Daneel.

isaac9

 

Entre sus obras tenemos una gran cantidad de cuentos o novelas cortas, dentro de las más destacadas están Yo, Robot, La saga de Lucky Starr y El Hombre Bicentenario.

Y lo culmine de su contribución a la ciencia ficción es:

Leyes de la Robótica

Asimov atribuye las tres leyes a John W. Campbell, que las habría redactado durante una conversación sostenida el 23 de diciembre de 1940. Sin embargo, Campbell sostiene que Asimov ya las tenía pensadas, y que simplemente las expresaron entre los dos de una manera más formal. Las tres leyes de la robótica de Asimov aparecen formuladas por primera vez en 1942, en el relato Círculo vicioso, de Asimov.

Isaac11

  1. Un robot no puede hacer daño a un ser humano o, por su inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
  2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entran en conflicto con la Primera Ley.
  3. Un robot debe proteger la existencia en su misma medida para no autodestruirse en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.

Ley 0 (Robots e Imperio (1985)), Un robot no hará daño a la Humanidad o, por inacción, permitir que la Humanidad sufra daño.

Un legado que al día de hoy se mantiene en los relatos de ciencia ficción dándoles un carácter de universal.

Monjes Fanáticos