La complicada historia de cómo se filmó Star Wars (parte 2).


Los protagonistas de la cinta.

La búsqueda de los héroes espaciales.

Lucas comenzaba a filmar y debía encontrar al elenco ideal para retratar su aventura galáctica. Los nombres que aparecieron para interpretar a Han Solo eran de lo más variados: Kurt Russell, Nick Nolte, Christopher Walken e incluso Robert Englund. Sí, el actor que poco tiempo después ganó fama por convertirse en Freddy Krueger fue uno de los que quiso quedarse con el rol, y si bien fue rechazado, gracias a él apareció otro personaje clave.

Cuando supo del film, Englund llamó a un joven conocido que era fanático de los cómics, su nombre era Mark Hamill. Con curiosidad, llamó a su agente para solicitar que si podía ir a plató a ver cómo grababan una escena y ver los efectos especiales.

Al día siguiente, Lucas se encontraba haciendo el casting en la misma sala en la que su gran amigo personal Brian De Palma estaba haciendo casting de la cinta Carrie. De ahí surgieron varias decisiones importantes. La aparición de Mark Hamill en el set lo hizo convertirse en el Luke ideal que el director tenía en mente. Después vendría una joven y desconocida Carrie Fisher , pero para hacer el casting de Carrie, mientras que Sissy Spacek se presentaba para el de Star Wars. Según cuenta el mito, las actrices terminaron intercambiando roles, y ambos directores encontraron a sus respectivas protagonistas.

Peter Mayhew (Chewbacca ) y David Prowse (Darth Vader)

Vader o Chewie, la elección definitiva.

El tercer momento decisivo que surgió a partir de ese vínculo entre Lucas y De Palma, es que Brian fue el responsable de escribir el famoso texto de apertura. El director de Scarface consideraba que la película de Lucas iba a ser un fracaso notable, y por eso lo ayudó. En la vereda opuesta se encontraba Steven Spielberg , el único director que le dijo a Lucas que su largometraje sería un éxito absoluto.

Un actor descartado por el director fue Orson Welles, primera opción para la voz de Darth Vader. A Lucas le preocupaba que el público reconociera a Orson y eso le quitara presencia a su villano, por lo cual se decantó por James Earl Jones, que de hecho no aparece en los créditos del film, pues tampoco le tenía fe a lo que Lucas estaba tramando.

Por su parte, Peter Mayhew y David Prowse eran dos gigantes que podían ponerle su cuerpo tanto a Vader como a Chewbacca. A Lucas le daba lo mismo quién hiciera de quién, y entre ambos actores eligieron qué traje llevar, por lo que Mayhew, quien trabajaba en un hospital cuando George Lucas lo eligió para su filme, eligió ser el personaje de Chewbacca, mientras que la interpretación de Darth Vader sería una decisión que marcaría a fuego la vida de Prowse a un punto que él jamás imaginaría.

Prowse, por entonces, no era ningún aparecido. Había sido tres veces consecutivas campeón del Reino Unido de Halterofilia, participó en una conocida campaña de seguridad vial en el mismo país, y en 1973 tuvo un pequeño papel en “La Naranja Mecánica”, la cinta de culto de Stanley Kubrick. En esa película Prowse interpretaba a Julian, el guardaespaldas de Alexander, el escritor que queda paralítico después que Alex de Large y sus amigos asaltan violentamente su casa. Prowse eligió ser Darth Vader por dos razones, no quería andar vestido de gorila peludo toda la película y porque interpretar al villano lo haría más reconocido, a opinión del él.

Han Solo enamorando a Leia.

Harrison Ford: De carpintero a Forajido intergaláctico.

La historia de cómo se volvió Han Sólo también tiene mucho de ironía. Harrison Ford era un actor desencantado con el mundo de la actuación por lo que había decidido dedicarse a la carpintería. Lucas lo conocía porque había trabajado con él en American Graffiti. Al momento de filmar Star Wars, él estaba trabajando en la construcción de los sets de la película. Un día, Lucas lo llamó para pedirle que lo ayude en los castings, dándole pie a los actores y actrices que se presentaban allí. Pero a Lucas le gustó mucho ver a Ford recitando los parlamentos de Solo y no dudó en ofrecerle el papel. A pesar de aceptar y obtener gracias a Star Wars su primer papel relevante, Ford fue muy estricto con respecto a las líneas de Solo, y más de una vez exigió retoques y hasta llegó a decir que Star Wars era “una película idiota, pero bien hecha”.

Alec Guinness y George Lucas.

Experiencia salvadora.

Hasta ese momento todos los nombres eran desconocidos, y prácticamente ninguno de los tres protagonistas tenía demasiada experiencia en el cine; por ese motivo Lucas sabía que necesitaba nombres fuertes para los personajes más veteranos de la historia: Moff Tarkin y Obi Wan Kenobi.

Para Tarkin apareció en escena Peter Cushing, un actor inglés de gran prestigio que sería una especie de maestro para la plana más joven de la película. Sin embargo, sufrió durante las grabaciones de algunos problemas con su vestuario. Cushing era un hombre muy alto y delgado, además tenía el pie tan grande que las botas que fueron fabricadas para él no le quedaban y lo hacían sentir tan incómodo que le pidió a George Lucas, después de haber grabado varias tomas de cuerpo completo, que el resto fueran de la cintura para arriba, esto con el fin de no usar las botas y poder utilizar zapatos más cómodos.

Peter Cushing en el set de Star Wars.

Para los presentes en el set este momento les pareció muy gracioso debido a que el pantalón de Cushing era corto y sus zapatos bajos, lo que obvio hacía parecer que el pantalón no le quedaba o que “el crecimiento lo había pillado en el camino”, la verdad es que debía parecerse al Chavo del Ocho.

Y para Obi Wan, Lucas tenía en mente a uno de sus ídolos personales: Toshiro Mifune. El popular actor japonés y socio habitual de Kurosawa era la opción ideal, pero para desilusión de Lucas, Mifune se negó a participar porque pensaba que algo de ciencia ficción iba a ser un producto muy barato con el que podía correr peligro su prestigio.

De ese modo es que terminó el papel en manos de Alec Guinnes, otro importante intérprete inglés que estaba muy poco convencido de formar parte del proyecto, y que en una carta privada que luego de su muerte salió a la luz, llamó al filme “un cuentito de hadas de medio pelo”. Años después de su participación Guinness confesaría que odió las grabaciones y que le molestaba mucho que sólo le reconocieran por ese papel.

Sir Guinness probando la comodidad del Halcón Milenario .

La película no le gustaba, pero el dinero sí. Guinness fue el actor que negoció el mejor acuerdo económico de aquel primer elenco. Negoció con Lucas y su productora que recibiría el 2% de las ganancias totales de cada una de las películas. Haciendo el cálculo, el actor, que murió en el año 2000, se habría embolsado cerca de 95 millones de dólares para aquel entonces.

Los Droides que se robarían el corazón de los Fanáticos.

Entre los muchos personajes que aparecen en Star Wars hay dos que, desde el estreno de la primera de las películas en 1977, están entre los favoritos del público, son los míticos R2-D2 y C-3PO.

Kenny Baker es quién dio vida a R2D2.

El nombre R2-D2, según explicó el propio George Lucas (creador de la saga) el nombre surgió mientras estaban trabajando en la postproducción del film ‘American Graffiti’, concretamente en el doblaje. Se estaba buscando unos de los rollos cuando alguien del equipo gritó ‘R2 D2’ (Reel 2, Dialog 2 – rollo dos, diálogo dos). Parece ser que al escucharlo se le encendió la ampolleta y decidió darle ese nombre a uno de los robots.

De dónde surge el nombre de C-3PO es algo más confuso y las diferentes fuentes no llegan a ponerse de acuerdo, existiendo centenares de foros de discusión en internet en los que se habla del tema sin llegar a nada en claro. Todo sería más fácil si el propio Lucas dijera de dónde surgió, al igual que hizo con R2-D2.

George Lucas, con el actor Anthony Daniels como C3PO, en el set de Star Wars, 1977. (PhotoFest)

Son muchos los que dicen que el nombre de C-3PO es un guiño y referencia a la oficina de Correos de la población donde nación George Lucas: C3 era el sector donde está ubicada en el mapa y PO son las iniciales de Post Office.

El actor que interpretó a C3PO fue Anthony Daniels, pero para esta cinta se utilizó un modelo de C3PO como una marioneta. Por lo tanto, Daniels sólo tuvo que dar la voz al personaje. A partir de la segunda película, Daniels, además de dar voz al droide usaría un traje para la mayoría de las escenas.

En el caso del droide R2-D2, durante la formación de la saga de Star Wars se utilizaron modelos de R2-D2 radio controlados. El actor Kenny Baker era el encargado de dar vida al pequeño droide.

Escucha el podcast desde la App de Spotify ¡Y gratis!

Hasta aquí dejamos la segunda parte de esta historia. Te esperamos para el tercer y último episodio que completa este especial dedicado al largo y difícil camino que tuvo que recorrer George Lucas para grabar Star Wars .

También te podría interesar: Películas y Series de Mortal Kombat.

Y si quieres suscribirte al Podcast sólo toca este Enlace que te llevará a tu APP favorita para que puedas suscríbete, ¡te esperamos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.