Reglas y clichés del Terror.


Te dejamos una serie de reglas que podrían ayudarte a sobrevivir a tu propia historia de Terror… claro, que esperamos que nunca debas protagonizarla.

Regla N° 1: El personaje de raza negra (afroamericano) es el primero en morir.

Normalmente el personaje afroamericano está predestinado a ser uno de los que no llegará vivo al final de la cinta o historia. Será casi siempre el primero en morir.

gracioso
Gritar no cambiará el hecho que vas a morir.

Regla N° 2: El sexo, drogas y alcohol son mala combinación en la peliculas de terror.

Es un clásico especialmente de las Slayer movie que en cierta parte de la cinta los protagonistas caigan en el deseo carnal y más pronto que tarde serán víctimas del asesino en cuestión. El consumo de drogas o alcohol también normalmente cae en esta parte como una mala idea.

pareja
Placer Mortal…

Regla N° 3: Elige con sabiduría tu escondite.

Cualquier infante con algo de experiencia en el juego de las escondidas ya reconoce los lugares obvios que debe evitar. Pero, los protagonistas normalmente ignoran por completo este punto tan básico y terminarán en lugares que serán por supuesto los más fáciles de adivinar.  No les parece obvio que la cama y el armario puedan estar en los primeros lugares donde buscar en todos los manuales de los asesinos.

Evil Dead 1
“Ven a esconderte conmigo….”

Regla N° 4: Cuidado con las caídas

Toda película de terror que se precie de tal incluye una cantidad de caídas como 10 veces por sobre cualquier otro tipo de película (o la vida real). El miedo debe ser el causante de tener tobillos débiles o piernas de lana o pies de mantequilla, que ocasionan las caídas además en los momentos menos esperados (bueno, pero esperados por quien los persigue).

Regla N° 5: Nunca vayas a un lugar alejado (y sin red)

La mayoría de las películas ocurren en lugares aislados, donde además las ondas electromagnéticas han bloqueado los celulares o dejado sin electricidad. Las cabañas son particularmente amigas de la muerte. Ojo con las bencineras o lugares de comida vacíos normalmente esconden un mal aún peor.

Regla N° 6: La ley no ayuda cuando se le necesita.

Los agentes de la ley (policías, sheriff y guardias) no escapan de las reglas. En la mayoría de las veces no te creerán y ya sea por ineptos, gorditos o descuidados (o que no ven películas de terror) terminarán como trofeo para el asesino de turno. Y en el caso menos probable de que no termine muerto preocúpate porque puede ser protector/familiar/cómplice del asesino.

La reunion
Vamos todos juntos a ver si es el asesino…

Regla N° 7: Re-Matar al asesino

Recuerda que el asesino jamás muere de un solo golpe o al primer intento. Por lo que debes rematarlo todas las veces que puedas, nunca es suficiente. Y a pesar de eso, no les des la espalda porque pueden volver a levantarse. Acercarse a ver si realmente está muerto normalmente es el gatillante para que se vuelva a levantar, así que verifica tomando las precauciones (por ejemplo, use un palito).

Regla N° 8: No separarse del grupo.

En toda película del género llegará el punto donde los personajes deciden que es mejor separarse (o se pelean y se separan) y esto es la máxima clásica de los asesinos “Divide y vencerás”. Separarse es darle las mejores oportunidades de ser cazados tranquilamente.

Regla N° 9: Las mujeres rubias son las favoritas.

La probabilidad de no llegar al fin de la cinta es mucho mayor si eres una mujer rubia. Ellas tienden a caer en el cliché de ser víctimas de sus propios errores y se entregan prácticamente en bandeja al asesino. Si le sumas tacones a su vestimenta o le aplicamos las reglas 2 o 13 tenemos a la candidata ideal para la muerte más explícita.

Stigmata
Ser la rubia sexy no te salvará…

Regla N° 10: Preguntar ¿Quién es o anda por ahí?

La base de una sala oscura (sótano o ático) es no ver lo que hay dentro. Por ende uno de los clichés más básicos es la famosa pregunta si alguien está escondido o anda por ahí. Claramente sólo sirve para avisarle al asesino que su víctima llegó y además si tiene buen oído,  le dará tu ubicación aproximada. Creerán que el asesino o monstruo les va a contestar “Soy yo, el asesino, estoy en la cocina. ¿Quieres un emparedado antes de morir?”

Veronica 2
¿Quién anda ahí? 

Regla N° 11: “Vuelvo pronto” es la frase menos apropiada.

Esta frase normalmente se utiliza como preludio al asesinato de uno de los personajes. Es la forma de mostrarnos que uno puede querer volver, pero no está en los planes del asesino.

Regla N° 12: Escucha los consejos de ancianos o avisos de niños.

En el transcurso de las historias siempre habrán señales que pueden ser de ayuda o podrían haber evitado todos los problemas, como los consejos de ancianos o lo que dicen los niños. Lo anterior siempre es útil a menos que el asesino sea el anciano o el niño poseído.

Regla N° 13: No usar Objetos extraños

Si en el transcurso de la historia se topan con objetos extraños, que se aparecen repentinamente, se niegan a ser desechados, pertenecieron a un muerto, tienen runas o lenguajes antiguos es claramente un elemento que sólo traerá la muerte. Este punto puede ser llevado al extremo en el uso de Ouijas, lectura de pergaminos o libros en lenguas raras. ¿De verdad alguno cree que es una buena idea usarlos? Definitivamente son pasaje seguro para abandonar este mundo.

The Possesin
“Aquí dice Ouij…”

Regla N° 14: El agua no es tu amiga.

Para muchos el agua y más específicamente un relajante baño de ducha, en el lago, río o mar debiera ser una situación tranquilizadora. En las películas de terror será un excelente momento para lograr tu muerte y que la misma agua se encargue de limpiar la sangre. Si le sumas la noche o un romántico baño a la luz de la luna aumenta la probabilidad de una muerte segura.

Bosque 3

Regla N° 15: Controla tu curiosidad

La frase “La curiosidad mato al gato” es aplicable completamente a las películas de terror. Lo importante es mantener la sensatez y el sentido común. No hagas locuras que nadie haría: Por ejemplo, si escuchas un ruido extraño en otra habitación de tu casa, no vayas a ver qué pasa con la luz apagada y una linterna con pocas pilas en la mano.

Regla Final: Sé el asesino.

Morirás pero siempre volverás, hasta que se cansen de hacerte secuelas. Pero años después te harán Remakes y volverás a la vida. Y si tienes suerte, te harán una serie y vivirás por muchas temporadas. Incluso, puedes salir en algún Podcast…

Captura de pantalla 2018-10-29 a la(s) 16.54.41
Asesinos y psicópatas de las historias de terror.